Archivo mensual: enero 2010

Adoro hacer Pop y Música

Desde los inicios de la década de los años 2000 he sido big fan de Pop’n Music, un juego que combina el puzzle con la música. Es muy sencillo, tienes botones de colores y una pantalla por donde caen bolitas también de colores y hay que apachurrar el botón correcto cuando este pase por una línea indicada en la misma pantalla.

Por su apariencia que se ve engalanada por múltiples monitos de caricatura podrá parecer que es un juego para niños o incluso, sencillo pero PARA NADA. A diferencia de otros juegos de ritmo que operan con 4 o 5 interruptores, en el Pop tenemos que vérnosla con 9 botones (dos blancos, dos amarillos, dos verdes, dos azules y un rojo) con los que iremos completando la canción, ya que cabe aclarar que el chiste del juego, además de apachurrar las bolitas y sacar puntos, es completar la canción con los sonidos que los “Pop-kuns” producen al ser aplastados los cuales pueden ser desde guitarras, trompetas, sintetizadores, voces, serruchos, claxons, martillos… ¡cualquier tipo de sonido se vale para este juego! Y créanme, Pop’n Music lleva más tiempo en el mercado que otros juegos de “completa la canción con una guitarra de plástico” que ahorita están tan de moda.

No se dejen llevar por los personajes cute que adornan las pantallas del juego, este NO es un juego para “pussys”, es encabronadamente complicado y más si no cuentas con un Pop’n Controller (checar imágenes) como en mi caso y que me la he tenido que rifar con controles de Dreamcast y PS2.

Dos de las cosas que me arrepiento de no haber hecho cuando estuve en Japón son:

  1. No haber jugado Pop’n Music en algún arcade (oséase, su versión de maquinita).
  2. No haber comprado ninguna de sus versiones de PS2 que estaban a la venta y que son un chingo (¡oh! estúpido que te dejaste llevar por la fiebre de Super Robot Wars)

Me despido, muchos besitos y por favor, ¡hagan Pop y Música! es bien divertido y más si lo hacen acompañados, aunque no crean las retas en el Pop se ponen bien intensas, yo les recomiendo que jueguen de equipos de 2 personas, así no es tan agobiante la carga de apretar las bolitas (se reparten la pantalla a la mitad) y el juego deja de ser frustrante y pasa a ser bien disfrutable; y pues la reta tiene que intentar hacer más puntos en la misma canción, nada complicado y divertido a raudales.

¡Saludos!

Sherlock Holmes, cuando los cop-buddies se mudan a Londres.

No sé nada sobre Sherlock Holmes salvo la embarradita que se te da por medio de la cultura popular; la misma que te enseña que Superman vuela y se pone los calzones por fuera; por tanto adoré la nueva película de Guy Ritchie (que entre sus glorias tiene el filme Snatch y que era el chile de Madonna). Esta peli es como ver una de esas "buddy-cop movies" donde una pareja-dispareja de policías resuelve sus casos haciendo a un lado sus diferencias las cuales, al mismo tiempo, son las causantes de una bien cimentada amistad.

Claro, como buena película de detectives hay un delicado y apremiante caso que resolver, los continuos asesinatos del malvado Lord Blackwood que al parecer siguen sucediendo a pesar de la muerte de éste. Sin embargo, la parte más interesante de la película es, a mi parecer, las peripecias que Sherlock tiene que hacer para evitar la disolución de su sociedad y amistad con el Dr. Watson, todo esto provocado por la única fuerza capaz de separar a los amigos más hermanados que pueda haber… ¡Una vieja, una vieja!

Incluye su buena dosis de madrizas que harán a más de uno recordar a Starsky y Hutch, o por que no, a Bud Spencer y Terrence Hill (sé que estos últimos no eran polis pero sus muvis seguían una fórmula muy parecida).

No puedo más que recomendar caca para comer tres veces al día pa'l que no la vea. :D